Hunger strike in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
September 2011
M T W T F S S
« Aug   Oct »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  
Archives
Recent Comments

    Moya: La ‘marcha Boitel y Zapata viven’ prueba que ‘la unidad de la disidencia es posible’

    Represión

    Moya: La 'marcha Boitel y viven' prueba que 'la unidad de la
    disidencia es posible'
    DDC
    Madrid 17-09-2011 – 10:40 pm.

    Diferentes grupos de la disidencia interna 'subordinaron sus proyectos y
    lo pusieron todo en función de la marcha', dice el ex político.
    Los opositores estuvieron cuatro meses preparando la iniciativa e
    incluso elaboraron un reglamento de conducta.

    Ángel Moya, ex preso político del Grupo de . La Habana, 12 de
    febrero de 2011. (GETTY)

    Grupos de la disidencia interna de todo el país trabajaron juntos
    durante cuatro meses, pospusieron sus respectivos proyectos e incluso
    acordaron normas de comportamiento para intentar llevar acabo la "Marcha
    Nacional por la Boitel y Zapata viven", dijo este sábado a
    DIARIO DE CUBA Ángel Moya, uno de los integrantes del Grupo de los 75
    que rechazó partir al exilio en España.

    La iniciativa "demuestra que la unidad de la disidencia es posible",
    dijo Moya tras ser liberado después de tres días de arresto.

    El ex preso político y al menos otros 70 activistas fueron apresados el
    jueves en Villa Clara, informó a DIARIO DE CUBA Elizardo Sánchez
    Santacruz, portavoz de la opositora Comisión Cubana de
    y Reconciliación Nacional (CCDHRN).

    Cerca de 12 continuaban detenidos en el momento de redactar esta
    noticia. Algunos en paradero desconocido, según Sánchez.

    El opositor Jorge Luis García Pérez (Antúnez) denunció a través de
    Twitter que su esposa, Yris Pérez Aguilera estaba en un calabozo en
    Placetas "en muy mal estado de , con el pecho y el abdomen
    inflamados, vomitando bilis y con crisis de hipoglucemia".

    Antúnez dijo que la policía impidió que activistas hicieran llegar a
    Pérez Aguilera los medicamentos que necesita.

    De Oriente a Occidente

    Los intentos de realizar la marcha "Boitel y Zapata viven" comenzaron el
    pasado 8 de septiembre en Guantánamo. Los disidentes quieren llevarla de
    Oriente a Occidente, con relevos en cada provincia, para exigir al
    Gobierno que "respete y publique la Declaración Universal de los
    Derechos Humanos; ratifique los pactos internacionales sobre esos
    derechos; cese la represión contra la oposición pacífica y el pueblo;
    libere a todos los presos políticos sin condiciones, y derogue el marco
    legal por el cual fueron llevados a prisión".

    Pero, desde el inicio, cada amago de salir a la calle (en Guantánamo,
    Palma Soriano, Baracoa, Holguín, Las Tunas y Santa Clara, entre otras
    ciudades) ha sido frenado por el Gobierno, en algunos casos con .

    Teniendo en cuenta los datos de la CCDHRN, en lo que va de septiembre se
    habrían registrado alrededor de 200 detenciones, de horas o varios días
    de duración.

    La iniciativa retoma una similar que intentó en 2006 el ex preso
    político Ramón Velázquez Toranzo, de Las Tunas, actualmente detenido y
    en huelga de hambre.

    Una de las principales críticas que suele recibir la oposición de la
    Isla es que está fragmentada, desorganizada y minada por rivalidades
    entre sus líderes.

    Sin , de acuerdo con Ángel Moya, uno de los impulsores de la
    marcha, ésta es resultado "de la colaboración, del sentido de unidad
    entre organizaciones" diferentes.

    "Los grupos de la disidencia interna y muchos activistas de derechos
    humanos subordinaron sus propios proyectos y lo pusieron todo en función
    de la marcha", dijo Moya.

    Mencionó los casos del también ex preso político de los 75 José Daniel
    Ferrer, en Palma Soriano; Rogelio Tabío Ramírez y Rolando Rodríguez
    Lobaina, en Guantánamo; Guillermo Fariñas, Librado Linares, Antúnez e
    Idania Yánez Contreras, en Villa Clara, y Sara Martha Fonseca, Héctor
    Palacio Ruiz, Francisco Chaviano, en La Habana.

    Otros aportaron desde sus respectivas funciones, añadió Moya. Elizardo
    Sánchez "desde el principio se dedicó al monitoreo de la situación
    represiva con respecto a los participantes", ejemplificó el expreso
    político, que agradeció además el apoyo de varios grupos del exilio.

    Reglamento para la protesta

    Según Moya, los disidentes estuvieron preparando la marcha durante
    cuatro meses en los que dieron conferencias en diversos puntos del país
    para "educar" en "resistencia pacífica" y explicar cómo comportarse en
    el momento del arresto, entre otros temas.

    "Muchas de las actividades previas hubo que hacerlas de forma
    clandestina, desplazándose en secreto, debido a la vigilancia de los
    órganos represivos", dijo.

    "Fue una labor muy importante porque estimuló el espíritu de pertenencia
    de las organizaciones de la disidencia y activistas de derechos humanos
    que estuvieron involucrados directa e indirectamente en la marcha",
    consideró.

    El ex preso político dijo que los opositores incluso elaboraron un
    reglamento con normas de comportamiento para participar en la marcha.
    Estas son algunas de ellas:

    —Actuar pacíficamente a la hora del arresto. No resistirse violentamente.

    —No provocar a nadie, ni con la palabra ni con gestos.

    —No invadir durante el trayecto la propiedad privada. Respetar las
    propiedades.

    —Mantener la disciplina en los poblados a los que llegue la marcha para
    no dar una mala imagen de los participantes.

    —No ingerir bebidas alcohólicas, drogas ni ninguna otra sustancia
    psicotrópica.

    —No portar armas blancas ni de ningún tipo.

    —No ir sin camisa.

    "La Seguridad del Estado está recurriendo a todos sus recursos humanos,
    materiales y financieros para detener la marcha, recursos que le roban
    al pueblo para emplearlo en la represión", dijo Moya.

    Durante los arrestos, buena parte de los disidentes han sido acusados de
    "desorden público".

    Pero "la marcha seguirá", afirmó el ex preso político. "No podemos
    aceptar, bajo ningún concepto, que nuestras casas sean calabozos".

    http://www.ddcuba.com/derechos-humanos/7012-moya-la-marcha-boitel-y-zapata-viven-prueba-que-la-unidad-de-la-disidencia-es-

    Tags: , , , , , , ,

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *