Hunger strike in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
December 2012
M T W T F S S
« Nov   Mar »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  
Archives
Recent Comments

    Drama de otra familia desamparada por la “seguridad social” cubana

    Drama de otra familia desamparada por la "seguridad social" cubana

    [05-12-2012]

    León Padrón Azcuy

    Periodista independiente

    (www.miscelaneasdecuba.net).- Alcibíades Brizuela Angulo, su esposa y

    tres hijos Nayelis, Maiko, y Nayeisis, sufre presiones por parte de las

    autoridades del Municipio San Miguel del Padrón para que abandonen una

    oficina donde fueron ubicados para vivir, hasta tanto se vaciara una

    capacidad en la comunidad de tránsito conocida por Cambute, un suburbio

    ubicado al este de la capital cubana, en las inmediaciones de la

    carretera de Santa María del Rosario, en el primer anillo y las ocho vías.

    Lo paradójico es que la orden fue dada por Ana María de la Torre García,

    Presidenta del gobierno de este territorio, quien con anterioridad, y

    ante la terrible situación por falta de un techo que sufre esta familia,

    había autorizado la reubicación momentánea de ellos en ese lugar.

    Para Brizuela -fuente directa de esta información- resulta

    contraproducente el cambio de comportamiento de la presidenta de

    gobierno local, sabiendo perfectamente la urgencia de este caso social.

    Alcibíades Brizuela fue uno de los reos comunes que ante de la llegada

    del Papa Benedicto XVI obtuvo una licencia extrapenal por enfermedad,

    luego de cumplir 23 de los 43 años a que fue sancionado en 1988. Una

    exagerada condena por el delito de robo continuado de contenedores.

    Durante su larga estancia en diferentes prisiones de máximo rigor en la

    isla, contrajo un rosario de enfermedades que prácticamente lo

    condenaron a muerte: hepatitis c, diabetes, hipertrofia en el ventrículo

    derecho, hipertrofia en la válvula de la arteria pulmonar, y pérdida de

    visión total en el ojo derecho, que lo imposibilitan para emplearse en

    cualquier trabajo.

    Tras su liberación, la seguridad social de San Miguel –una plegaria por

    ella- le asignó una chequera de 147 pesos para su manutención. Aun así,

    intentó la reunificación con su esposa e hijos, que sufren de grandes

    traumas por las pésimas condiciones en que se encontraban viviendo en su

    ausencia, bajo el patrocinio de una tía.

    Este hombre con la totalmente quebrantada, tuvo que enfrentarse

    primeramente a la pérdida de su hogar, ubicado en Vista Hermosa 3427

    entre Pasaje Rico y Artola, reparto Jacomino, lugar donde nació, y de

    quien era coheredero directo ya que es único hijo.

    Un castigo adicional a su enorme condena que comenzaría con el

    fallecimiento de su madre, dando paso a otro casamiento de su padre;

    casamiento que duro poco ya que su padre también murió. El lamentable

    hecho evidentemente facilitó el escenario a su madrasta, una jueza del

    Tribunal de San Miguel, quien sin miramiento alguno "legalizó" la

    propiedad a su favor, sucediéndose luego varias permutas que a la postre

    sirvieron de atenuante para la pérdida de la batalla legal, puesta en

    manos -al salir en - de las buenas intenciones de los

    trabajadores sociales, ya que él no tenía recursos para un abogado.

    En medio del desamparo total, con tres hijos menores que padecen de

    grandes traumas, Alcibíades Brizuela Angulo de 49 años y su esposa Naydi

    Pérez Roque, luchan desde hace un año por un techo en que cobijarse.

    En espera de una capacidad disponible para vivir en el humilde y pobre

    poblado de Cambute desde finales del mes de noviembre les están

    presionando para que se vayan nuevamente a la calle.

    En declaraciones a este Brizuela Angulo afirmó… "me cansé de

    pernoctar con mis tres hijitos y mi esposa donde me coja la noche, me

    cansé de que el gobierno siga con falta de preocupación por mis hijos,

    quienes debieran ser tratados como un caso social, haré lo que sea

    posible para evitar este nuevo atropello, si me siguen maltratando me

    plantaré frente a las entidades gubernamentales en huelga de hambre y

    desecharé mi asistencia médica, a si me cueste morir o me revoquen la

    licencia extrapenal", concluyó.

    http://www.miscelaneasdecuba.net/web/article.asp?artID=37891

    Tags: , ,

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *