Hunger strike in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
May 2013
M T W T F S S
« Apr   Jun »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
Archives
Recent Comments

    Muchas muertes sin aclarar

    Muchas muertes sin aclarar
    [03-05-2013]
    René Gómez Manzano
    Abogado y Periodista Independiente

    (www.miscelaneasdecuba.net).- Estimado lector: Imagine usted a un
    venezolano que ponga en dudas la versión oficial sobre la muerte de Hugo
    Chávez dada por su gobierno. Suponga también que un representante de
    este último, o un ser querido del difunto, impugne su derecho a comentar
    sobre el particular, por no tener la confianza del régimen ni de la
    familia doliente. ¿Qué pensaría usted al respecto?

    Desde luego que ese tipo de comentarios puede producirse, y surtir algún
    efecto entre los más obtusos incondicionales del chavismo. Pero ninguna
    persona coherente, por muy gobiernista que sea, le reconocerá validez a
    ese planteamiento. El finado era un hombre público, y como tal, él y sus
    circunstancias están sujetas al escrutinio de todos.

    Salvando las distancias, contra el activista de derechos humanos
    Elizardo Sánchez Santa Cruz y el ex de conciencia Alejandro
    González Raga, se ha creado ahora una situación similar debida a la
    reacción desatada contra ambos por la familia de Oswaldo Payá Sardiñas y
    el grupo político creado por éste: el Movimiento Cristiano Liberación (MCL).

    El pasado martes, Elizardo dijo tener dudas sobre el suceso en que
    perdieron la vida Oswaldo y su colaborador Harold Cepero, y manifestó
    “su respaldo a una investigación internacional sobre el de
    auto”. Es decir: en esencia, dio su apoyo a la tesis que desde hace
    meses vienen expresando los Payá, sobre todo Rosa María, hija del occiso.

    Pese a ello, la reacción fulminante de los últimos no se hizo esperar.
    “El señor Sánchez no tiene la confianza del MCL ni de la familia de
    Oswaldo Payá para hacer mención alguna de su nombre”, reza el texto de
    la asombrosa “aclaración pública” colgada en su sitio de .

    La respuesta de los aludidos no se hizo esperar. Elizardo calificó la
    reacción de “autoritaria” y expresó lo obvio: “Se trata de personas
    públicas, sobre las cuales cualquiera tiene derecho a opinar”. Por su
    parte, González Raga manifestó: “No voy a responder a personas a las que
    hace unos meses consideraba mis amigos”.

    Oremos para que la conclusión de este desencuentro sea similar a la que
    se produjo hace unos meses, cuando un periodista expresó una opinión que
    coincidía en lo fundamental con la de los Payá, pero al mismo tiempo
    sugirió a éstos que publicaran el texto del mensaje en el que se basan
    para considerar lo sucedido como un asesinato deliberado.

    “¡Emplazan a las víctimas y no a los victimarios!”, fue, en esencia, la
    reacción iracunda e indefendible que en un primer momento tuvieron los
    miembros de la familia y el Representante del MCL en el extranjero.
    Horas después se bajó el tono, y hasta hubo una especie de rectificación
    por parte de estos últimos.

    En definitiva, si el único testigo presencial de los hechos se desdijo
    de sus manifestaciones iniciales y ofrece ahora una versión que parece
    involucrar a agentes del régimen de La Habana, y si las autoridades que
    dependen de este último no ofrecen garantía alguna de imparcialidad,
    entonces parece justo y razonable que se intente una investigación
    internacional de lo sucedido.

    Pero la pregunta que me hago es: ¿Por qué limitar una indagación de ese
    tipo al choque en el que perdieron la vida Cepero y Payá? ¿No ha habido
    otros casos que despiertan fundadas dudas? ¿No hay entre ellos alguno de
    más graves consecuencias y que, por ello mismo, merece una atención no
    menor?

    Todavía esperan justicia las decenas de muertos del transbordador 13 de
    Marzo. ¿Y qué decir del mártir Orlando Tamayo, a quien sus
    carceleros privaron de mientras hacía una huelga de hambre? ¿O de
    la fundadora y guía de las dignas , Laura Pollán Toledo?

    ¿Vamos a olvidarnos de Juan Wilfredo Soto García (El Estudiante),
    víctima de una paliza policial en pleno Parque Vidal, en el centro de la
    ciudad de Santa Clara, pero de quien la versión oficial afirma que
    falleció de una “pancreatitis” de origen desconocido? ¿O del miembro de
    la Unión Patriótica de Cuba (la aguerrida UNPACU), Wilman Villar
    Mendoza? ¿O del líder opositor espirituano Bienvenido Perdigón Pacheco,
    fallecido en circunstancias turbias a raíz de un ingreso hospitalario?

    Sí, son diversas las muertes sucedidas en Cuba que ameritan la
    preocupación de la opinión pública nacional e internacional. Cada hombre
    o mujer de buena voluntad, en la medida de sus posibilidades, debe
    colaborar a su esclarecimiento.

    http://www.miscelaneasdecuba.net/web/article.asp?artID=39294

    Tags: , , , , , ,

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *