Hunger strike in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
June 2013
M T W T F S S
« May   Jul »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
Translate
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Archives
Recent Comments

    Sigue entre rejas por un falso testimonio

    Sigue entre rejas por un falso testimonio
    Lunes, Junio 24, 2013 | Por Eriberto Liranza Romero

    LA HABANA, 24 de junio de 2013, Eriberto Liranza Romero/
    www.cubanet.org.- El joven Pedro Enrique La O Vázquez, de 28 años de
    edad, sostiene una huelga de hambre desde el pasado día 10, exigiendo se
    le exonere de un presunto delito de “robo con fuerza”, por el cual
    cumple una sanción de 7 años de privación de libertad en la prisión El
    Típico, en la oriental provincia Las Tunas.

    Según narra su esposa, Adnelis de la Cruz Ochoa, “Pedro ha pasado la
    mayor parte de su juventud en prisión. Con solo 16 años inventó un arma
    de fuego con uno de los inyectores de un motor diesel y, motivado por la
    miseria extrema en la que vive su familia, asaltó una gasolinera de la
    empresa CUPET sustrayendo el dinero de la venta.

    Ese mismo día, el joven cumplía 16 años. Describe su madre, Digna
    Vázquez, que esa mañana su hijo le contó que iba a comprarse la ropa que
    nunca tuvo, y montarse la fiesta de cumpleaños que jamás disfrutó. En
    horas de la noche, la fiesta era un carnaval, decenas de amigos
    celebraban junto a Pedro la cantidad de ron, cerveza y comida que éste
    había conseguido.

    En las calles de la ciudad de Las Tunas corría la noticia de cómo un
    hombre con una capa amarilla y enmascarado había asaltado el CUPET con
    una pistola. Al amanecer, eran dos las novedades, el asalto a la
    gasolinera y la fiesta de Pedro. No había que ser un gran detective para
    seguir las pistas del malhechor.

    Con una orden de registro a la casa de Digna se presentó la policía con
    perros, armas de fuego y un ejército de la Brigada Especial; en la casa
    encontraron el carnet de identidad de la dependiente de la gasolinera,
    una blusa y la carpeta con la que Pedro robó el dinero.

    Con las pruebas encontradas y la confesión del joven de 16 años, el caso
    estaba resuelto. Todavía borracho, Pedro alardeaba de que “iba preso
    pero se vistió con ropa nueva y tuvo la fiesta de cumpleaños que quiso.

    Una pequeña nota en el diario local presentó al adolescente como un vil
    delincuente, mientras loaba los “esfuerzos” de la policía para dar con
    el bandido. Sin antecedentes penales, Pedro fue condenado a 15 años de
    privación de libertad en una prisión de máximo rigor.

    Deuda con viejos “amigos”…

    10 años después, y purgando aun su condena, el joven es presentado
    nuevamente ante el Tribunal Provincial Popular de Las Tunas, esta vez
    acusado de “robo con fuerza en las cosas”, delito por el cual es
    sancionado a 7 años de privación de libertad.

    Varias pruebas que demuestran que en el momento en que se efectuó el
    robo Pedro se encontraba bajo la custodia de los guardias del Penal, no
    fueron aceptadas por el tribunal. La familia no tenía dinero para pagar
    un abogado, por lo que le asistió uno de oficio que no conocía el caso.

    La policía acusó a Pedro porque los implicados declararon que había
    participado en el robo, así lo dijeron en la Unidad de Instrucciones y
    eso bastó para que le aumentaran años a su condena. Ya en el juicio, los
    ladrones confesos, Reinier Núñez Cutiño y Yademirs Ramagoza Hernández,
    se retractaron y dijeron que ellos habían mentido, que todo se debía a
    una venganza porque Pedro les debía dinero de un préstamo que Núñez le
    había dado.

    La familia de Pedro posee además un documento firmado y acuñado por el
    capitán Leónides Cutiño Reyes jefe del Centro Tunas 2, que demuestra que
    un pase (salida temporal) otorgado a Pedro no se corresponde a la fecha
    del robo (vea abajo el documento en PDF).

    Aun así, Pedro fue condenado a 7 años de privación de libertad. Dice su
    madre y esposa que estaba esforzándose para ganarse la libertad
    condicional, para cuidar de sus tres hijas, las que le nacieron estando
    tras las rejas.

    Después de haber escrito a las instituciones de Justicia y del Gobierno,
    Pedro se siente impotente; vuelve a tomar una medida extrema, esta vez
    decidió protagoniza una huelga de hambre exigiendo un nuevo juicio y que
    le den el derecho de presentar las pruebas que demuestran su inocencia.

    Vea documento que tal vez pueda desmentir una acusación:
    http://www.cubanet.org/wp-content/uploads/2013/06/escanear0003.pdf

    Source: “Sigue entre rejas por un falso testimonio | Cubanet” –
    http://www.cubanet.org/noticias/breves-destacados/sigue-entre-rejas-por-un-falso-testimonio/

    Tags: , , , , ,

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *