Hunger strike in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
August 2013
M T W T F S S
« Jul   Sep »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  
Translate
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Archives
Recent Comments

    Cuando en Cuba los sindicatos eran sindicatos

    Cuando en Cuba los sindicatos eran sindicatos
    [12-08-2013]
    Marta Menor
    Presidenta de Cultivamos una Rosa Blanca

    (www.miscelaneasdecuba.net).- Este año se celebra el 80 aniversario de
    la Federación Sindical de Plantas Eléctricas Gas y Agua fundada en 1933.
    En los inicios, las instalaciones para producir energía eléctrica dentro
    de Isla fueron costeadas por capitales cubanos y españoles utilizando
    tecnología europea y norteamericana. Debido al cambio de gobierno en la
    Cuba republicana, los propietarios se arruinaron y vendieron sus
    opciones al capital americano. En 1912 se funda la Havana Electric
    Railway Light and Power Company que absorbe a la Havana Electric Railway
    Company y más tarde a la Compañía de Gas y Electricidad de La Habana.

    En 1933 se forma el “sindicato de los eléctricos” como se conocía la
    Federación Sindical de Plantas Eléctricas Gas y Agua y se suscribe un
    convenio con la administración de la Compañía Cubana de Electricidad
    pero quedan pendientes algunas bases del mismo. Pasaron varios meses y
    el convenio no era cumplido a pesar de las gestiones de los
    representantes de la Federación Sindical. Al agotarse los plazos la
    Federación naciente declaró una huelga que paralizo los servicios
    eléctricos en el país; huelga que se convierte en huelga de consumidores
    protestando lo elevado de las tarifas eléctricas y el gobierno decide
    intervenir la compañía de electricidad el 14 de Enero de 1934.

    La intervención fue dictada por el Decreto No 172 que estipulaba que “La
    intervención que se decreta por el presente durara todo el tiempo que
    sea indispensable y se juzgue necesario por este Ejecutivo para
    normalizar la situación existente entre la ‘Compañía Cubana de
    Electricidad’ y sus empleados y obreros debiendo cesar esta intervención
    tan pronto lleguen a un acuerdo obreros y patronos y siendo de cuenta y
    cargo de la ‘Compañía Cubana de Electricidad’ los gastos que ocasione
    dicha intervención.” La intervención fue levantada el 3 de Febrero.
    Anterior a la formación del sindicato de los eléctricos y el Decreto No.
    172, cerca del 70% de la población carecía de servicio eléctrico y el
    alumbrado público solo alcanzaba a las capitales de provincias. Empresas
    locales vendían el servicio eléctrico de 7PM and 10PM y la mayoría de
    los hogares se alumbraban con lámpara de querosén. Consecuentemente, el
    uso de la refrigeración era prácticamente desconocido.

    Al llegarse al acuerdo en entre el sindicatos de los eléctricos y el
    patrón bajaron los tarifas y cientos de miles de cubanos se incorporan a
    la Empresa Eléctrica Cubana ampliando su capacidad creando redes
    soterradas distribuidoras de energía que llevaron la electricidad hasta
    los más apartados rincones de la Isla. Esto contribuyó al crecimiento
    económico del país al punto que en menos de veinte años el pueblo de
    Cuba tenía un nivel de vida superior al de la mayoría de los pueblos de
    la América del Sur varios de Europa, a la entonces Unión Soviética y
    pueblos de Asia.

    El 6 de Agosto de 1960 el régimen nacionaliza la Compañía de
    Electricidad no para “llegar a un acuerdo entre obreros y patrones” sino
    confiscarla el 13 de Octubre promulgando la ley No. 890 donde
    nacionaliza por medio de expropiación forzosa los centrales azucareros,
    las fábricas y los ferrocarriles, las empresas industriales y
    comerciales con el fin de defender la economía nacional y teniendo en
    cuenta que el ‘desarrollo no puede lograrse sino mediante la
    planificación adecuada de la economía, el aumento y racionalización
    progresiva de la producción y el control nacional de las industrias
    básicas del país’, el gobierno adoptó medidas definitorias
    nacionalizando 382 empresas, incluyendo 105 centrales azucareros,
    fábricas, ferrocarriles, empresas eléctricas, bancos privados, grandes
    almacenes, tiendas y otras empresas pertenecientes a la gran burguesía
    local.

    http://www.latinamericanstudies.org/cuba/expropiacion.htm

    Durante esos dos meses los empleados eléctricos de la oficina de Carlos
    III en la Habana hacen la primera huelga de hambre en contra de los
    abusos del régimen castrista en el Parque Central ignorados por la
    prensa internacional. Miembros del sindicato eléctrico de La Habana
    llaman a una de las demonstraciones más grandes frente al Palacio
    Presidencial en contra del gobierno donde ciudadanos no eléctricos se
    sumaron siendo dispersados a tiros y varios empleados encarcelados. En
    Diciembre 1960 dirigentes del sindicato de los eléctricos de La Habana
    fueron expulsados y amenazados con encarcelamiento teniendo que dejar el
    país rumbo al exilio.

    El 16 de Enero de 1961 cerca de 1200 empleados de la Compañía Cubana de
    Electricidad fueron separados y dejados fuera de sus puestos. Milicianos
    armados invadieron la oficina de Carlos III cerraron sus puertas sacando
    empleados de sus mesas de trabajo a punta de metralleta acusados de
    actuar en contra de la revolución, juzgados en cuestión de minutos en un
    recinto de la empresa por un “jurado” revolucionario encabezado por el
    presidente del Partido Comunista Carlos Rafael Rodríguez y suspendidos
    indefinidamente de empleo y sueldo. Los nuevos dirigentes del sindicato
    cómplices y testigos del arrebato de los derechos a los trabajadores.

    Las condiciones de trabajo de los empleados de la Compañía de
    Electricidad antes y después de la revolución no admiten comparación.
    Los trabajadores eléctricos antes de 1959 tenían uno de los salarios más
    altos del país; dos semanas de vacaciones, días de enfermedad y fiesta
    nacional paga; un mes extra de sueldo como “aguinaldo” en Navidad;
    servicio médico a domicilio cuando un empleado se ausentaba por
    enfermedad; seguro de vida pagado por la empresa; caja de ahorro y de
    retiro; club en la playa – Club Cubaneleco – para disfrute gratis de los
    empleados y familiares; “Repartos Eléctricos” donde recibían condiciones
    preferenciales para la construcción de viviendas donde se facilitaba la
    compra de casas de alta calidad a bajo precio con hipotecas a bajo
    interés ofrecidas por la caja de ahorro administrada por la Federación;
    promociones por escalafón, aumentos de salarios anuales y una
    cooperativa de abastecimiento de una amplia gama de productos de consumo
    a precios especiales.

    Cinco décadas más tarde Cuba está nuevamente en tinieblas, los apagones
    son diarios, los hogares nuevamente alumbrados con linternas de
    querosén; la energía eléctrica es ineficiente dependiente del uso del
    petróleo; plantas antiguas y una falta prolongada de mantenimiento con
    grandes pérdidas en la distribución; una generación de energía eléctrica
    muy por detrás de países más pequeños como Costa Rica; el más bajo
    desarrollo económico de Iberoamérica, por debajo de Rusia y un sin
    número de países Europeos y Asia y el Reparto Eléctrico es uno de los
    barrios más violentos y declarado por la policía unos de los más
    peligrosos de La Habana.

    Los trabajadores eléctricos y su sindicato fueron muy combativos en la
    defensa de sus derechos en el gobierno antes de la revolución y en los
    primeros meses después de la revolución y no vacilaron en realizar
    protestas y huelgas, algo inconcebible hoy bajo el régimen comunista
    donde los trabajadores han sido pagados con falta de libertad y
    deplorables condiciones laborales.

    El sindicato de los eléctricos fue unos de los núcleos principales para
    la instauración de la Confederación de Trabajadores de Cuba (CTC) en
    1938 y pionero de la defensa de los derechos de los obreros cubanos.

    En este aniversario de la Federación de Plantas Eléctricas, Gas y Agua
    realmente no existe razón alguna para celebrar.

    En memoria a Maximino Menor nacido un 6 de Agosto y último Secretario de
    Afiliaciones de la Federación de Plantas Eléctricas, Gas y Agua
    sindicato de la Habana antes de Castro. Cuando en Cuba los sindicatos
    eran sindicatos y no títeres de un régimen comunista.

    Source: “Cuando en Cuba los sindicatos eran sindicatos – Misceláneas de
    Cuba” –
    http://www.miscelaneasdecuba.net/web/Article/Index/5208efd33a682e07184ba684

    Tags: , , , , ,

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *