Hunger strike in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
October 2013
M T W T F S S
« Sep   Nov »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  
Archives
Recent Comments

    Tímida apertura en la prensa de Cuba, pero más periodistas detenidos

    Tímida apertura en la prensa de Cuba, pero más periodistas detenidos
    Los medios del Estado pretenden entrar en sintonía con la nueva reforma
    del Gobierno de los Castro y acabar con el “secretismo”
    MAYE PRIMERA Miami 16 OCT 2013 – 00:36 CET

    Los titulares de la prensa oficial cubana siguen retratando las mismas
    buenas noticias aunque el nuevo propósito público del Gobierno es dejar
    colar algunas críticas. Los diarios Granma y Juventud Rebelde – con
    nuevos directores desde hace menos de una semana – celebran en sus
    páginas el debut triunfal del peso ligero cubano Yasniel Toledo en el
    Mundial de Boxeo y el próximo comienzo de la zafra 2013-2014. Mientras,
    en el noticiero de la televisión nacional se ha estrenado el espacio
    Cuba dice para denunciar lo que no funciona en Cuba y así entrar en
    sintonía con la nueva reforma promovida por el Gobierno de Raúl Castro:
    el fin del “secretismo” en los medios del Estado. Esta tímida apertura
    tiene lugar, sin embargo, en medio de una nueva oleada de cortas
    detenciones a periodistas independientes dedicados también desde hace
    mucho a denunciar lo que no anda bien en la isla.

    “La voluntad del Partido es que no haya secretismo. Percibimos que hay
    un movimiento en ese sentido. El país necesita eso y necesita
    equilibrio”, dijo Rolando Alfonso Borges, jefe del Departamento
    Ideológico del comité central del Partido Comunista. Pronunció estas
    palabras ante la jerarquía de la Unión de Periodistas de Cuba, reunida
    en un pleno extraordinario este sábado 12 de octubre en La Habana. Ya en
    julio pasado, Miguel Díaz-Canel – primer vicepresidente de Cuba y
    propuesto por Raúl Castro – había dado esa misma línea a los periodistas
    que trabajan en medios del Estado. Les invitaba a hablar de lo que todos
    hablan en Cuba, a informar a tiempo de lo que ocurre pero sin dar
    demasiados detalles, la de participar en todos los debates para exponer
    los argumentos y las verdades de la revolución. “A esa prensa –dijo
    entonces Díaz-Canel- nuestro General de Ejército le ha pedido, le ha
    orientado, que debe ser capaz de reflejar la realidad cubana en toda su
    diversidad, informar de manera oportuna y objetiva, sistemática y
    transparente la obra de la Revolución, suprimiendo los vacíos
    informativos, las manifestaciones de secretismo y tomando en cuenta las
    necesidades e intereses de la población”.

    Desde entonces, el Gobierno cubano trabaja en los ajustes para llevar a
    la práctica la palabra de los Castro. La prensa oficial ha comenzado a
    referirse de forma crítica a pequeños problemas de indisciplina social,
    económica, política y moral en el funcionamiento del Estado, temas que
    ya han sido mencionados por Raúl Castro en sus discursos: la suciedad de
    las calles, el alcoholismo, algunos fallos en el funcionamiento de las
    escuelas.

    La jerarquía del partido también decidió el pasado 9 de octubre remozar
    los cuadros directos de los dos principales diarios oficiales, Granma y
    Juventud Rebelde. El periodista Pelayo Terry Cuervo, hasta entonces
    director de Juventud Rebelde, fue nombrado director de Granma en
    sustitución de Lázaro Barredo Medina, en el cargo durante los últimos
    ocho años. Mientras, la periodista Marina Menéndez Quintero, hasta
    entonces subdirectora de Juventud Rebelde, fue promovida a directora del
    mismo diario.

    La disidencia interna, sin embargo, tiene pocas expectativas de que
    estos anuncios y enroques generen cambios importantes en la línea
    editorial de los medios oficiales o conduzcan a un escenario de mayor
    apertura para ejercer las libertades de prensa y de expresión. Solo
    durante los últimos cuatro días han sido detenidos cinco periodistas de
    pequeños medios independientes. El día 10 fue arrestado el corresponsal
    del sitio web Misceláneas de Cuba, Mario Echevarría Driggs, cuando
    cubría una protesta en los alrededores del Palacio Nacional en La
    Habana. Al día siguiente fueron detenidos el director de la Agencia
    Social de Periodistas Independientes (Aspi), David Águila Montero, y uno
    de los corresponsales de la agencia Hablemos Press, William Cácer Díaz.
    Otros dos reporteros de esta misma agencia –Denis Noa Martínez y Pablo
    Morales Marchán—fueron arrestados el día 13. Todos ellos salieron en
    libertad este lunes 14.

    La ONG Reporteros Sin Fronteras criticó este lunes la racha de
    detenciones a periodistas. “No es posible debatir y reformar si al mismo
    tiempo se continúa recurriendo a la censura, la brutalidad y la
    arbitrariedad”, declaró la organización a través de un comunicado
    difundido este lunes, poco antes de que se produjeran las liberaciones.
    La organización recordó que el 20 de septiembre las autoridades de La
    Habana rechazaron las recomendaciones del Consejo de Derechos Humanos de
    las Naciones Unidas para la Libertad de Opinión y Expresión.
    “Desgraciadamente, esta negativa adquiere mayores dimensiones con estos
    actos de represión selectiva. Esta actitud es, por demás,
    incomprensible, dado que el debate sobre la información moviliza cada
    vez más a la sociedad civil y, en la actualidad, a los medios de
    comunicación oficiales”, señala la ONG en el documento.

    Otros dos periodistas aún se encuentran en prisión pagando sentencias
    dudosas. Ángel Santiesteban-Prats, escritor y autor del blog Los hijos
    que nadie quiso, fue encarcelado el 28 de febrero y condenado meses más
    tarde a cinco años de prisión por cargos de supuesta violencia doméstica
    durante un oscuro juicio. En abril fue trasladado a una celda de
    aislamiento en la cárcel de San Miguel de Padrón, en La Habana, y allí
    comenzó una huelga de hambre. Santiesteban-Prats ya había sido detenido
    antes por su férrea crítica al régimen y en septiembre de este año
    recibió el Premio Internacional Franz Kafka de Novelas de Gaveta por su
    obra sobre balseros cubanos titulada El verano en que dios dormía.

    En julio de 2011, el corresponsal del diario Granma en la ciudad
    oriental de Santiago de Cuba, José Antonio Torres, también fue condenado
    a pagar 14 años de cárcel por cargos de supuesto “espionaje”. Torres fue
    acusado de dejar información confidencial en el buzón de la Sección de
    Intereses de Estados Unidos en La Habana, poco después de que escribiera
    para Granma un reportaje sobre irregularidades en la construcción de un
    acueducto en su provincia.

    La investigación de José Torres fue publicada en Granma en julio de
    2010. Cuando Raúl Castro la leyó, se deshizo en halagos públicos. “Este
    es el espíritu que debe caracterizar a la prensa del Partido (Comunista)
    en sus exámenes, ser transparentes, críticos y autocríticos”, dijo el
    presidente cubano entonces. Ya parecía estar barajando la idea de dar
    “la batalla contra el secretismo”, que ahora sus lugartenientes dicen
    promover.

    Source: “Tímida apertura en la prensa de Cuba, pero más periodistas
    detenidos | Internacional | EL PAÍS” –
    http://internacional.elpais.com/internacional/2013/10/16/actualidad/1381876593_766487.html

    Tags: , , , , , , , , , ,

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *