Hunger strike in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
August 2016
M T W T F S S
« Jul   Sep »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  
Archives
Recent Comments

    Huelgas de agosto

    Huelgas de agosto
    El tiempo pasa, nos vamos poniendo viejos y el anticastrismo no se
    refleja como ayer
    Arnaldo M. Fernández, Broward | 16/08/2016 12:31 pm

    Tal y como podía, debía y tenía que esperarse, la comparsa mediática de
    UNPACU y otros se desbandó sin conseguir nada con sus huelgas de hambre.
    Tampoco “El Coco” Fariñas logrará nada con proseguir —como dijo— “hasta
    las últimas consecuencias”. Muerto surtirá dentro de Cuba el mismo
    efecto que vivo: ninguno. Y fuera el alboroto de los medios se
    desvanecerá, como siempre, en medio de la civilización del espectáculo.
    Igual suerte correrá la contracandela que ahora da la blogósfera
    castrista con que las peripecias fariñáseas traen su causa de recaídas
    en el síndrome de Münchhausen, diagnosticado al cadete Fariñas hacia
    agosto de 1981 por el Dr. Luis San Juan Pérez en el hospital
    psiquiátrico de Santa Clara.

    Tallas del liderazgo
    Sin embargo, el joven puntero de UNPACU cantó victoria tras echarse
    pa´trá en el ayuno y el líder adulto, José Daniel Ferrer, se apeó con
    que la huelga de hambre había logrado “atraer la opinión pública
    internacional sobre la situación que padecen los opositores”.
    Ante todo la victoria por abandono nunca es de quien abandona y, sobre
    todo, aquel joven trompeteó la huelga “en protesta por las
    confiscaciones arbitrarias y hasta que se me devuelvan todas mis
    pertenencias”. Nada devolvió el Gobierno ni cesará la represión ni mucho
    menos hace falta huelga de hambre para atraer la atención internacional.
    La situación de los opositores ha estado siempre en el foco mediático
    internacional sin que haya contribuido jamás a resolver nada dentro.
    Mientras discurrían las huelgas de hambre y/o sed en Cuba, el hambre
    mediática de Ferrer en USA llegó al extremo de sentarse a debatir con
    Edmundo García en el espacio de MegaTV (Miami) que conduce María Elvira
    Salazar. Dime con quién debates y te diré quién eres. García no es
    funcionario del Gobierno cubano ni lidera ningún grupo procastrista en
    Estados Unidos. Conduce “La tarde se mueve”, que apenas puede oírse a
    través de una nube de sonido en Internet.
    El tiempo pasa, nos vamos poniendo viejos y el anticastrismo no se
    refleja como ayer. Hace veinte años Salazar consiguió que Ricardo
    Alarcón, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, debatiera
    con Jorge Más Canosa, líder de la Fundación Nacional Cubano-Americana
    (FNCA). Ahora no pudo encontrar mejor oponente a un lidercillo
    anticastrista de dentro, con ayuda financiera de la FNCA, que un vocero
    procastrista de afuera, con ayuda financiera de la industria de viajes y
    envíos a Cuba controlada por La Habana. Solo queda por precisar si
    guardan paridad la audiencia de “La tarde se mueve” y la militancia de
    UNPACU, que Ferrer estimó hace poco “ en más de 3.000 activistas y
    simpatizantes”, aunque Fariñas había soltado en 2013 que eran “unos seis
    mil opositores”.

    Otros lidercillos en acción
    Entretanto Antonio Rodiles y Oscar Elías Biscet hicieron su agosto con
    avisos a EEUU e Israel, respectivamente, de que ahí viene “El Coco”,
    pero no Fariñas, sino la propia Cuba.
    – El Foro por los Derechos y Libertades copió al descaro al movimiento
    Black Lives Matter para lanzar la campaña Cuba importa e instar a los
    candidatos presidenciales de EEUU a incluir el tema cubano en sus
    agendas electorales, como si eso hubiera servido de algo en catorce
    elecciones anteriores. Para remachar semejante plattismo farandulero, la
    importancia de Cuba se calzó con el eslogan de que si el castrismo no
    cae, más cubanos seguirán llegando a EEUU, como si Washington fuera a
    espantarse ahora con algo que viene sucediendo hace más de medio siglo.
    – Para su Proyecto Emilia, el Dr. Biscet pasó cepillo en el Hotel
    Biltmore (Coral Gables), por entre la desesperación y embullo de
    exiliados que aún se tragan que tres mil firmas —según el propio Biscet—
    recogidas a partir del 2013, se convertirán algún día en “multitud que
    le ponga fin a la dictadura en Cuba”. Ni qué decir de cómo Biscet fue a
    bailar en casa del trompo del espionaje, al aprovechar un viajecito a
    Jerusalén para espetar a The Times of Israel que Hamás y Hezbolá tienen
    campos de entrenamiento en Cuba.

    Así prosigue la tendencia opositora de dar con la cara en política
    internacional sin haber podido jamás dar la cara política nacional ni
    siquiera en sus barrios. Y para remachar, no se sabe bien cuántos
    opositores y exiliados se creyeron por segunda vez que iban a un
    “Encuentro Nacional Cubano” en Puerto Rico y se engolfaron nada menos
    que en definir los pasos previos para fundar la Nueva República.
    El único resultado que arrojó el primer encuentro es que UNPACU no vino
    esta vez y dio la justificación envenenada de que “no participaremos en
    reuniones, estructuras, alianzas o concertaciones, donde organizaciones
    de muy poca membresía y activismo, o que no tienen una labor previa
    clara y demostrable, en aras de la democratización de nuestra patria,
    tengan iguales votos en las tomas de decisiones que organizaciones de
    mayor representación, amplio activismo y demostrada experiencia”.
    Coda
    Seguimos a la espera del Maleconazo 2.0 augurado por la
    contra-inteligencia del castrismo de bongó y maraca, que ha llegado al
    absurdo extremo de tachar de colaboración con el Gobierno la acción
    política elemental de ir a votar contra él. Entretanto vamos teniendo en
    agosto huelgas de sinsentido común, algo tan usual del lado de la
    oposición que aburre ya tanto como los rituales del Gobierno.

    Source: Huelgas de agosto – Artículos – Opinión – Cuba Encuentro –
    www.cubaencuentro.com/opinion/articulos/huelgas-de-agosto-326310

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *