Hunger strike in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
January 2017
M T W T F S S
« Dec   Feb »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
Archives
Recent Comments

    Para matarme a mí hay que echarla

    “Para matarme a mí hay que echarla”
    CubaNet entrevista a El Sexto, liberado luego de 57 días de prisión
    Sábado, enero 21, 2017 | María Matienzo Puerto

    LA HABANA, Cuba.- El artista plástico Danilo Maldonado, “El Sexto”, fue
    liberado al cabo de 57 días de prisión sin juicio. Acusado de Maltrato a
    la propiedad del Estado, fue encarcelado en el Combinado del Este. Por
    este mismo delito la sanción que se le impondría a cualquier ciudadano
    es una multa de 27 pesos en moneda nacional. A El Sexto le costó casi
    dos meses de prisión con golpes, torturas psicológicas, en una celda de
    aproximadamente 6 por 3 metros para 36 personas.

    Maldonado hace un recuento del 26 de noviembre, cuando irrumpieron en la
    casa de alquiler y se lo llevaron preso mientras lo golpeaban. En
    conversación con CubaNet, saca algunas conclusiones.

    “Estábamos durmiendo cuando Gorki me llama para decirme que se murió
    Fulano y yo digo, eh? ¿Qué le pasa a este? Me levanto, y me dicen ‘oye
    se murió Fulano y bien’. Salí a celebrar y me encontré con la calle
    vacía. Entonces hice mi ‘pincha’ (trabajo).”

    “Esta vez la represión fue mucho más cruda”, comenta Danilo. “Todo el
    tiempo golpeándome, humillándome. En todos los lados era como
    provocándome para que reaccionara. Tratando de hacerme perder el
    control. Hubo un momento en que se llevaron a uno que estaba en debajo
    de mí para el 47, que es un lugar a donde nada más va la gente a punto
    de ser fusilada. Y empezaron a traer a todas la gente del Valle Grande
    para el Combinado. Me metieron en la unidad 3, que es de alta seguridad,
    con gente que había cometido asesinato”.

    Y agrega: “Preso por gusto un montón de tiempo. Preso por reírme de la
    muerte de un asesino. Tengo que reírme porque el día de mañana nuestros
    hijos van a creer que estar matando gente por ahí es una gracia. Son
    unos asesinos y el hermano es el que debía estar en el combinado, no yo”.

    Pero desde el 2003 no se fusila a nadie. A los últimos condenados les
    han conmutado la pena…

    “A esa gente no le interesa nada de eso. Esa gente asaltaron un cuartel
    y han puesto a todo su pueblo a emigrar, mataron a Oswaldo Payá… ¿Tú
    crees que les importe a ellos matar a uno más, sin justificación alguna?”

    “El sábado, cuando escuché los disparos, dijeron que había llegado el
    ministro para aprobar la pena de muerte. Por la forma en que me estaban
    tratando, diciendo que mis papeles eran además súper confidenciales,
    pareciera que ellos realmente tenían un plan detrás, como diciendo:
    “vamos a darle una lección a esta gente por pasarse de la raya”.

    “El expediente que me enseñaron era enorme, como tratando de demostrar
    que tenía una trayectoria amplia de contrarrevolución, preguntándome
    además si alguna vez a mí me habían hecho un juicio por delito contra la
    seguridad del Estado. Me amenazaron diciéndome que me podían enjuiciar
    en la televisión. Y yo me decía, candela, me van a hacer lo mismo que a
    Ochoa.”

    “Al reeducador lo desaparecieron por decirme que me iban a soltar pronto.”

    Se podría decir, viendo a tus vecinos cómo te saludan mientras paseas
    por el barrio y notan tu alegría, que esta experiencia ha sacado lo
    mejor de Danilo Maldonado. Pero, ¿qué sacó Danilo de este encarcelamiento?

    “Esta es una enfermedad que quisiera que se me quitara, pero que cada
    vez me enferma más. Lo que no puede pasar es que me calle, al borde de
    la muerte o no. Esta vez entendí que no podía arriesgar mi vida como la
    vez anterior, que hice una huelga de hambre. Me di cuenta que lo que
    querían era algo nefasto y me cuidé todo el tiempo. Busqué las esquinas,
    y me dije, ‘ná, tú estás loco, para matarme a mí hay que ‘echarla’
    (esmerarse)”.

    “Voy a Miami lo antes posible, espero ir mañana a una conferencia de
    prensa y regreso, por supuesto a seguir trabajando en lo mío y a
    arreglar la situación de mi hija”.

    “Tengo que darle las gracias a las personas que se pronunciaron de la
    ONU, a la Human Rights Foundation, a la prensa. Gracias a todos por el
    apoyo”.

    Source: “Para matarme a mí hay que echarla” | Cubanet –
    www.cubanet.org/noticias/el-sexto-para-matarme-a-mi-hay-que-echarla/

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *