Hunger strike in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
April 2017
M T W T F S S
« Mar   May »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
Archives
Recent Comments

    Estamos en libertad, pero seguimos siendo víctimas de represión y corremos peligro de volver a la cárcel

    ‘Estamos en libertad, pero seguimos siendo víctimas de represión y
    corremos peligro de volver a la cárcel’
    DDC | Holguín | 5 de Abril de 2017 – 19:16 CEST.

    “La Seguridad del Estado nos arrebató la libertad, pero lo que no pudo
    nunca fue arrebatarnos la libertad del corazón, ni del alma, ni tampoco
    la dignidad”, declaró a DIARIO DE CUBA Anairis Miranda, la gemela que
    estuvo reportada como grave en el Hospital Lenin tras una huelga de
    hambre realizada por ella y sus hermanos.

    Miranda relató cómo mientras se matuvo bajo protesta fue “sometida a
    presión y amenazas” por parte del jefe de Enfrentamiento a la
    Contrarrevolución en Holguín, el mayor de la Seguridad del Estado Félix
    Agüero, “y otros represores”.

    “Me decían que iban a revocar a mi mamá, que la meterían en prisión, que
    no le iban a dar asistencia médica y le iba a explotar el corazón. Que
    le quitarían los dos niños a mi hermana, que acabarían con toda la
    familia”, condenó.

    Agradeció a la opinión pública internacional y a quienes respaldaron en
    todo momento a su madre, Maidolys Leyva Portelles.

    “Agradecemos a todos los que de una forma u otra contribuyeron a nuestra
    libertad. Al Movimiento Cubano Reflexión al que pertenecemos y a su
    líder y a las organizaciones opositoras que se solidarizaron con nuestra
    causa”.

    Miranda se refirió en especial a la Iglesia Católica cubana que les
    ofreció “un gran apoyo”.

    “El obispo de Holguín, Emilio Aranguren Echeverría, se dirigió
    personalmente a visitarnos a mis hermanos y a mí cuando estábamos en
    terapia intermedia. También vino a nuestra vivienda y bendijo nuestra
    casa, a mi madre y a los niños”.

    Hizo mención también del respaldo recibido del “padre Orlando”, de la
    Iglesia Cristo Redentor de los Hombres de la provincia.

    Anairis Miranda denunció asimismo que “la vivienda ha estado fuertemente
    asediada por la policía política”.

    “Nosotros estamos en libertad, pero todavía seguimos siendo víctimas de
    la represión, continuamos en peligro”, sentenció.

    Lamentó que el martes el activista Dexter Pérez Rodríguez, coordinador
    de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) en Holguín, fuera detenido tras
    una visita solidaria que hiciera a la familia.

    Por otra parte denunció que a su madre “se le está negando la extrapenal
    cuando ella reúne los requisitos”.

    Maydolis Leyva Portelles fue condenada a prisión domiciliaria para que
    pudiera ocuparse de sus nietos.

    “Mi mamá está muy enferma del corazón”, alertó Anairis Miranda.

    Según recordó Miranda, “la Seguridad del Estado impide a Leyva Portelles
    asistir a lugares donde concurra mucho público, incluida la iglesia”.

    “Nosotros no nos vamos a callar, vamos a seguir luchando por la
    democracia y por la libertad de todos los presos políticos. Nos podrán
    poner otra sanción y volvernos a privar de la libertad, pero vamos a
    seguir luchando, y si hay que morir lo haremos de pie, no de rodillas”,
    concluyó.

    Los tres hermanos holguineros que recibieron una “licencia extrapenal”
    tras una huelga de hambre iniciada el pasado 7 de marzo en prisión,
    recibieron el alta hospitalaria antes de lo previsto.

    ‘Prácticamente botados del hospital’

    “A mis hijos Anairis y Fidel prácticamente los botaron del Hospital
    Lenin. A mí me habían dicho que Anairis estaba aún en riesgo de muerte,
    que tenía que permanecer dos semanas ingresadas, pero allí había un
    estado de opinión fuerte (favorable a los activistas) por parte de los
    enfermos, de los acompañantes, hasta de los mismo médicos civiles”,
    explicó Maydolis Leyva Portelles a DIARIO DE CUBA.

    “En todo el proceso los médicos y enfermeros que tenían mis hijos eran
    del MININT. Al otorgársele la licencia extrapenal el MININT retiró ese
    personal y el del hospital lo sustituyó”, añadió.

    “A muchos de ellos yo les doy mi agradecimiento. Hicieron hasta cadenas
    de oración para pedir por la vida de mis dos hijos, incluso muchos
    fueron cuestionados por la Seguridad del Estado por hacer ese gesto
    solidario”, dijo Leyva Portelles.

    A Adairis Miranda, que se encontraba ingresada en el Clínico Quirúrgico
    le dieron el alta también el martes, “porque la hermana fue a buscarla”,
    según aclaró.

    Lamentó que tanto Anaris y Adairis Miranda como Fidel Batista “están con
    unas diarreas terribles, falta de aire, las piernas y manos muy
    inflamadas y mucho cansancio”. Las gemelas además están sufriendo de
    “abundante sangramiento vaginal” como consecuencia de la huelga de hambre.

    “En el hospital les dijeron que una doctora por el área de salud los iba
    a atender, pero aún no ha venido nadie aquí”, criticó.

    “Ayer (el martes) sí vinieron dos oficiales de la Seguridad del Estado,
    de la sección 21 de La Habana, que estaban dentro de la comisión que
    entregó la licencia extrapenal”, contó Leyva.

    “Uno de ellos, que se identificó como Esteban, dijo a mis hijos, pero en
    concreto a Anairis, que el reloj de la oposición para ellos estaba en
    cero con la medida concedida”.

    “Y añadió: ‘el día que se te ocurra salir para la calle a realizar algún
    accionar cívico te vamos a coger y vas para allá dentro de nuevo'”, recordó.

    La “licencia extrapenal” concedida a los tres hermanos equivale a una
    libertad condicional, lo que permite al régimen devolverlos a prisión si
    lo considera oportuno.

    Los activistas fueron condenados el 7 de marzo pasado a un año de
    prisión por el supuesto delito de “difamación de héroes y mártires y
    desorden público”. Fue el castigo que recibieron por negarse a asumir el
    luto oficial durante los funerales de Fidel Castro. Ese mismo día
    iniciaron la huelga de hambre.

    Amnistía Internacional los declaró “prisioneros de conciencia” y exigió
    su liberación “inmediata e incondicional”.

    Source: ‘Estamos en libertad, pero seguimos siendo víctimas de represión
    y corremos peligro de volver a la cárcel’ | Diario de Cuba –
    www.diariodecuba.com/derechos-humanos/1491411977_30165.html

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *